martes, 16 de diciembre de 2014

Una de ciencia ficción y distopías. Los pobres: o invisibles o gordos.



La semana pasada se publicó una noticia que me alteró las neuronas. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, había respondido a Tomás Gómez, líder de la oposición, que no abriría los comedores escolares estas navidades porque el problema de los niños madrileños es que no están desnutridos sino gordos. (Vale, ya lo se, estoy modificando las palabras, pero para que veas que no las modifico tanto te dejo el enlace para que lo compruebes (noticia y video aquí)

Estuve a punto de publicar algo inmediatamente pero, creo que sabiamente, decidí dejar pasar un poco de tiempo. Este fin de semana me he dedicado a documentarme porque es obvio que una persona inteligente y con una dilatada experiencia de gestión de todo tipo no podía estar tan equivocado de forma espontánea. Debía suceder algo más.

Digamos que después de buscar mucho por internet conseguí acceder a un informe confidencial del "MIF" (Matachuches Investigation Foundation) que en unos folios cruzados por una trama con el escrito "internal use only" daba los resultados iniciales de una investigación.

El estudio había concentrado sus esfuerzos en conocer el proceso por el que determinadas personas son incapaces de ver pobres. Parece ser que en la primera fase de la investigación ya habían descartado la posibilidad de que símplemente no se cruzasen con ninguno. De hecho después de un detallado estudio de los itinerarios de vida habituales de estas personas pudieron comprobar que mucho no, pero cruzarse, cruzarse, se cruzaban con algunas decenas a lo largo del día aunque sólo fuera a través de las ventanillas de los vehículos que utilizaban para los desplazamientos o incluso convivían durante algunas horas con alguna empleada de hogar o empleado con un sueldo que le dejaba por debajo del umbral de la pobreza.

Descartada esta primera explicación se lanzaron directamente a comprobar si había algún problema en la forma en que la percepción de la realidad era captada y reinterpretada por el cerebro. Lo escalofriante era que habían llegado a una serie de conclusiones inesperadas: las personas que habían estado expuestas durante más tiempo al discurso ultraliberal, especialmente aquellos que más habían repetido las tan consabidas frases: "si es que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", "no puede haber de todo, para todos y gratis", "si los ricos ganan más, por algo será" y otras similares, sencillamente eran incapaces de ver a los pobres. Sus ojos los veían pero su cerebro no los interpretaba como tales. En el estudio empírico se les iban pasando imágenes y se les pedía que identificara a las personas que consideraran pobres. Las imágenes eran de todo tipo, de grupo y de personas sueltas. En algunas aparecían auténticos pobres. No eran capaces de identificar a ninguno.

A los investigadores les resultó sorprendente e inexplicable el resultado y se disponían a dar a conocer las conclusiones de sus estudios a la comunidad científica cuando les llegó la noticia de que en TASA habían perfeccionado un aparato de otros tiempos que combinando tecnologías TIC con el TAC, eran capaces de llegar a fotografiar las imágenes mismas producidas por el cerebro. Determinados a mejorar los resultados anteriores decidieron pedir a las personas estudiadas que se sometieran a la misma prueba en el nuevo aparato pero esta vez, en lugar de pedirles que identificaran a los que consideraran pobres, eran los propios investigadores los que identificaban en las imágenes a los pobres, lo fueran o no. El resultado no pudo ser más sorprendente. Mejor que explicárselo se lo muestro. En la imágen superior izquierda de esta entrada puede ver lo que veían los investigados cuando les identificaban la imágen de Batman y les decían que en realidad era un pobre.

Después de leer el estudió comprendí lo que había escuchado y también porqué el grupo de investigadores fue rápidamente silenciado y el TIC/TAC destruído.

1 comentario:

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.