jueves, 23 de agosto de 2012

Ahora les toca a los parados.

¿Cómo vender que dejo a miles de personas sin una mínima ayuda de subsistencia? Voy a intentar razonar brevemente el procedimiento que se está utilizando para intentar ganar la batalla de comunicación y, de paso, ideológica.

Desde los gobiernos de Thatcher y Reagan los movimientos neoliberales y neoconservadores se han caracterizado por enfrentarse a la batalla ideológica inventando frases muy eficaces. "No hay alternativa", "la sociedad no existe", son ejemplos de éxito dentro del repertorio thatcheriano. 

Al tratarse de una frase el procedimiento parece sencillo. En realidad estas frases cortas contienen mucho veneno. Un veneno que no se detecta con facilidad. Pero vamos con la frasecita de hoy.

Acabo de escuchar en la cadena SER el titular que anuncia alguna de las posibles condiciones del recorte a la ayuda de 400 € y rezaba más o menos así:

"Los beneficiarios de las ayudas de los 400 € que vivan de sus padres dejarán de recibirlas para que se pueda subir a 450 € la ayuda de los que tienen dos personas a cargo"

La primera sensación intuitiva es que tampoco está tan mal ¿No? Vamos a ver como provocan esa primera perspectiva favorable.

Lo primero que utilizan como técnica es un número. Pon un número en un titular y tendrás la mitad del camino ganado. Los números, si no son excesivos, producen un efecto de anclaje. Tendemos a recordarlos. De hecho los recordamos mejor que el resto del mensaje. En este mensaje y en la estrategia gubernamental, se ha pensado claramente que íbamos a picar en la primera parte del engaño. 450 es más que 400, por lo tanto la nueva norma es mejor.

Os podrá parecer simplista, pero en primera instancia esta es una idea que intuitivamente nos cala y esa es la idea que intuitivamente le habrá caído en gracia a mucha gente. Nos han colado un a priori cognitivo, una metáfora simple: más es mejor. Ya han colocado el asunto en el terreno que les interesaba. Intuitivamente estamos por darles la razón.

Y ahora la segunda parte que tiene, de paso, una importante carga ideológica. Ya lo advertí en una de mis entradas anteriores. Antes del recorte, se comienza a producir un proceso de desgaste de la imagen de los siguientes recortados Hay que "criminalizar" a los actuales beneficiarios. 

No se a ustedes pero en primera instancia, dicho así, el recorte hasta parece justo. Si es que esos chicos que están viviendo con sus padres les están quitando el pan de la boca a los hijos de los padres parados. Si es que son unos quejicas, total se van a gastar la pasta en sabe Dios qué. ¿Veis el proceso de criminalización? Los parados que viven con sus padres son unos aprovechados. Los parados con cargas familiares están pagando la desfachatez de esos sinvergüenzas. 

Consigo dividir al enemigo, genero animadversión hacia el grupo al que le voy a recortar, puedo presumir de hacer política de familia porque ayudo a los que tienen cargas familiares y encima puedo justificar que es más justo. Pero ¿Cómo hacen esto?

Lo que hacen es poner el debate en el terreno micro, obviando que el debate real está en el terreno macro. Nos meten en una situación en la que hay que recortar y nos encierran en ella. Nos hacen pensar exclusivamente en el marco de las personas que cobran la ayuda de los 400 €. Dentro de este marco utilizan el marco conceptual que nos gusta hasta a los progresistas que es: "Lo justo es quitar al que no lo necesita para dárselo al que lo necesita"

Saben que nos cuesta pensar en términos macro. Son complejos y difíciles y no los entendemos. Preferimos movernos en el terreno de lo micro que comprendemos bien. Tendemos a ver la gestión general de las cosas como si fuera un ámbito doméstico. Y ahí nos tienen pillados, y bien pillados.

La frase consigue que se obvie el debate fundamental. ¿Hay que gastar más o hay que gastar menos en desempleo? ¿Es justo o es injusto retirar la ayuda de los 400 €? ¿Es justo no pagar esa ayuda a los que se la van a quitar? ¿No hay otras políticas que reformar? ¿No hay otros sitios de los que sacar ingresos? ¿Porqué no se grava más a las grandes fortunas? ¿Por qué ...(seguro que se te ocurren muchas otras preguntas).





3 comentarios:

  1. Me alegra que reanudes tus entradas después del verano. Enhorabuena por tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Algo que le escuché creo que a Maravall:
    Con la izquierda se reduce, poco es verdad, la desigualdad mientras que con la derecha crece.
    Así, la izquierda dice: con nosotros, las classes bajas ganarán 7 y las altas 12, de modo que se reduce la desigualdad.
    Por su parte, la derecha dice: con nosotros, las clases altas ganarán 20, pero las bajas ganarán 9.
    ¿A quien crees que votará la gente?

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Joaquin! Me ha gustado mucho que hagas referencia a lo micro y lo macro. Precisamente yo debatia el otro dia con un amigo sobre el tema porque creo que debemos subrayar la necesidad de hacer analisis menos domesticos y mas generales ¡feliz regreso!

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.