sábado, 10 de mayo de 2014

Estrategias de resistencia: Sí, de cojón.

La cosa en precampaña se agrava. Ya decíamos en la entrada anterior que el Gobierno, bueno en particular el candidato Cañete, están empeñados en convencernos de que lo negro es blanco y  viceversa. Vamos, que los recortes son por nuestro bien. Que destruir el Estado de Bienestar es, total, para mejorarlo y agrandarlo.  Que otra cosa que garantizar la existencia de los sistemas de protección no se ha hecho en estos dos últimos años, tres para las autonómicas y municipales.

Nos hundimos en el desastre pero este país va bien. Todavía no se han atrevido pero al tiempo, estamos a poco más de unos meses para volver a oír eso del "España va bien". No me juego una ronda de cervezas porque estoy seguro de que es una apuesta segura y no soy un abusón,

En fin, que lo que se me ocurre es una ocurrencia. Los paisanos lo vais a entender sin necesidad de explicaciones, a los de fuera os recomiendo que consultéis la lección del curso de oregonés para foranos que os cuelgo en el adjunto a esta entrada de blog (ver vídeo del final de entrada).

A lo que voy. Cada vez que oigamos una de estas sandeces, después de mirar a nuestro alrededor y cerciorarnos de que no estamos soñando, que nos nos hemos muerto y estamos por méritos propios en el infierno u otras posibilidades de calado equivalente; sonriáis, saludéis al respetable, y aunque sea para vosotr@s, exclaméis a los cuatro vientos, aunque sea en silencio, la única expresión posible ante tanto despropósito: "Sí, de cojón" o su versión sinónima: "Sí, pero pol haba".

Para otra cosa no se si servirá, pero lo que os aseguro es que os sentiréis un poco mejor y, ¡Oiga! es más barato que ir al psicólogo. 


/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.