miércoles, 6 de junio de 2012

Lectura para vacaciones

Se está acabando el curso y yo tengo unas ganas de vacaciones que no veo el momento. El verano ya está aquí para machacarnos las glándulas sudoríparas y la crisis en vez de amainar arrecia. Así que antes de que nos de un síncope y visto que llevo casi un año recomendando lecturas entre sesudas y muy sesudas me atrevo a haceros, al menos a los que seguís lo que escribo "manque pierda, una recomendación de libros para el verano. Novelas y poesía que he ido leyendo y que no he comentado en el blog porque me parecía que no tocaba. Bueno, ahora toca.



En primer lugar hay una novela en la que estoy ahora mismo y que me ha atrapado desde las primeras páginas, me está gustando mucho (aunque debo advertir que el tema me apasiona y algunos piensan que tengo gustos raros). Se trata de HHhH. Un relato de Laurent Binet sobre el atentado cometido por la resistencia contra Reinhard Heinrich, jefe de la Gestapo, en 1942. El libro ganó el premio Goncourt de primera novela. 

El libro recuerda, aunque sea lejanamente, al libro de Javier Cercas Anatomía de un instante sobre el 23-F. Una mezcla de historia y narración. Una forma literaria entre ensayo y ficción que va ocupando cada vez más espacios en las estanterías.



En segundo lugar, y si realmente queréis olvidaros de casi todo, os recomiendo El abuelo que saltó por la ventana y se largó de Jonas Jonasson. La historia de un viejo (utilizo la palabra con todo respeto, si alguien se mosquea se arriesga a que la próxima entrada la dedique a porqué prefiero el término viejo para denominar a las personas de edad o mayores como se usa ahora) que el día que cumple 100 años y cuando le están preparando la fiesta de cumpleaños, con alcalde y toda la parafernalia, decide huir por la ventana. La historia da mucho más de sí, pero no quiero destriparla. No me había reído tanto leyendo algo desde Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza. Aunque eso tampoco es mérito como ya habrás deducido si has leído las entradas y deducido lo que me meto entre pecho y espalda o entre sien y sien.



Por cierto, y en tercer lugar, el último de Eduardo Mendoza es también para no perdérselo El enredo de la bolsa o la vida una hilarante historia protagonizada por el detective anónimo que ya ha aparecido en otros libros de Mendoza. Es un libro divertido y de completa actualidad por la Barcelona en la que se desenvuelven sus personajes. Mendoza es siempre un seguro de acierto en la lectura.







Ignacio Martínez de Pisón es un paisano zaragozano que es profeta en su tierra, altamente apreciado sus novelas nunca te dejan indiferente. En El día de mañana retrata a Justo, un confidente de la policía político social en el tardofranquismo y en la primera transición, una realidad algo olvidada, al menos por las generaciones que no vivieron aquellos momentos de nuestra historia, y que por ello, resulta de mucho interés. Bien escrita, como todo lo que escribe Martínez de Pisón. Un autor del que es recomendable cualquiera de las cosas que ha escrito.





Y por último un poquito de poesía. Eduardo Galeano es otra garantía de buenos ratos leyendo. Cuestiona, hace pensar,  con una voz lírica que no puede pasar desapercibida. En Los hijos de los días, ofrece un microrelato de prosa poética por cada día del año

2 comentarios:

  1. Ya me he leido HHhH y Anatomía de un instante. Los dos me encantaron. Es curioso pero al leer tu entrada me he solidarizado contigo por el comentario que hacías sobre que el tema ( 2ª guerra mundial, holocausto, nazis..., supongo.), te apasiona y que algunos piensan que tienes gustos raros por leer sobre ello. A mi me pasa lo mismo. Soy una lectora compulsiva sobre ensayos y biografías sobre estos temas. Acabo de leerme " En el jardín de las bestias" de Erik Larson ( me parece un poco "simplón" ), y estoy "enfrascada" con los dos tomos de la obra de Saul Friedländer "El tercer reich y los judios". Pero la intención de lectura para este verano es el libro de " Las benévolas" de Jonathan Littell. ¿Qué te parece? Es más de lo mismo. Buen verano. ANA CORONA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y tu solidaridad. Me apunto los libros que comentas. No los he leído. Lo que más me "atormenta" del periodo nazi es pensar cómo se pudo llegar a aquello, la reflexión de cómo lo viviríamos nosotros (yo en concreto), y porqué tras la guerra llegó un largo periodo de olvido.
      Me interesan mucho los testimonios de los supervivientes. en el blog he comentado a Jorge Semprún, a Klemperer, a Primo Levi.
      Un libro que me pareció interesantísimo y que causó una tremenda polvareda en su tiempo y que sigue siendo una referencia es Eichman en Jerusalen. De Hannah Arendt. Muy revolvedor e inspirador.
      Bueno no sigo que me pierdo. Si un día tenemos la ocasión de encontrarnos podremos disfrutar comentando estos temas sin sentir que le estamos dando la tostada a nadie. Un saludo y buen verano igualmente.

      Eliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.