sábado, 23 de junio de 2012

Trabajo Social, Servicios Sociales e internet (1 blogs)

Hace unos meses asistí a un curso sobre redes sociales tremendamente interesante. Aprendí como hacía tiempo que no lo hacía. El profe era Miquel Rodríguez  al que agradezco enormemente las enseñanzas. Pero bueno, a lo que vamos, en el curso comentamos que los servicios sociales no somos un ámbito muy dado a entrar en el mundo de las nuevas tecnologías y que especialmente estábamos ausentes del mundo blog.

Nos falta mucho, muchísimo. Por curiosidad el otro día en un grupo de colegas de variadas edades constatamos que curiosamente algunos de los más "talluditos" éramos algunos de los más activos en internet (tampoco es que quiera presumir de nada ya que a mí también me falta aprender mucho) (y tampoco os enfadéis conmigo ahora por airear estos datos ;)

Miquel preguntó, en el curso que he señalado más arriba, si alguien escribía algún blog, y yo levanté la mano. Entonces me preguntó que porqué. En ese momento contesté que porque tenía necesidad de expresar lo que llevaba royendo por dentro. Esa pregunta y esa respuesta me hicieron mella (como bien se puede apreciar por lo que voy escribiendo) y seguí dándole vueltas a la misma.

El blog me ha facilitado muchas cosas. La primera una disciplina de escritura y pensamiento. Una obligación de reflexionar y poner en orden lo que estoy leyendo y pensando para transmitirlo y que resulte mínimamente atractivo. Escribir sobre algo que has leído y relacionarlo con otras cosas que vives o piensas es un ejercicio estupendo para asimilar y poner en red todo lo que estás aprehendiendo.

Pero el blog me ha facilitado algo no del todo esperado. Poco a poco he ido descubriendo a gentes que estaban haciendo lo mismo y viendo cómo cada vez más gente se anima a meterse en este lío de escribir blogs, animar grupos de facebook, establecer perfiles en twitter. El mundo se mueve en global y en digital y nosotros estamos empezando a aprender a hacerlo.

Lo mejor es que escribiendo el blog he hecho amigos y he conocido profesionales increíbles que de otra manera no habría conocido nunca. 

La herramienta del blog sirve para muchas, muchas cosas. Cada uno tenemos un estilo distinto. De hecho el blog es una herramienta eminentemente personal.

Nacho Santás, de Madrid, escribe un blog pasionporeltrabajosocial en el que vierte mucho talento y conocimiento. En sus escritos, aunque no únicamente, propone formas de trabajar y hacer que resultan novedosas, en ocasiones sorprendentes, pero siempre provechosas. Escribir el blog nos ha enlazado y por esas casualidades de la vida nos acabamos encontrando en Madrid. Y cuento esto a santo de explicar que escribir estas cosas acaba siendo una aventura que te amplifica tus espacios de referencia.

 Belén Navarro  desde Almería escribe trabajo social y tal un blog que espero cada viernes, que es el día en que suele colgar sus entradas. Me encanta su forma de relatar lo que vive profesionalmente. Su blog transmite frescura y alegría de vivir. Serán los aires del sur. Su blog recoge las experiencias y reflexiones personales al hilo de lo vivido en el día a día. Debo reconocer que en más de una ocasión me han conmovido sus escritos.

Ayer mismo descubrí que otro colega y amigo que trabaja en Tarazona (Zaragoza), Pedro Celimendiz, ha comenzado hace unos meses a escribir un blog, muy interesante por cierto, "Las tribulaciones de un Chino en los Servicios Sociales" Como lo descubrí ayer no lo he leído en profundidad, si no acierto me lo dices (¿Vale Pedro?) Pedro utiliza un alter ego, Wang, para reflexionar sobre lo que va sucediendo con el trabajo social y los servicios sociales. Una estupenda estratagema literaria que hace más interesante la lectura.

Rafael Arredondo, desde Málaga, escribe trabajosocial 2.0.  Un blog en el que combina información a través de diferentes medios (vídeos, documentos) con reflexiones. Rafael tiene, además, en su haber la propuesta de organizar a los blogueros del trabajo social de cara al próximo Congreso de la profesión.

La Facultad de Servicios Sociales de Cuenca escribe Trabajo Social en Cuenca Utilizando esta herramienta en favor, también, de la labor académica.

Me estoy alargando demasiado y si algo he aprendido en este año de escritura es que tampoco tenéis tanto tiempo que dedicarle a estas divagaciones, así que creo que debo recortar este ejercicio de hacerles la pelota a los colegas. Te recomiendo que consultes los blogs con los que enlazo en el margen derecho de la página que estas consultando. Disculpad los no mencionados directamente, os sigo igualmente y me gusta lo que escribís.

Y a lo que iba, al final, toda esta historia. ¿Por qué no te pones a escribir tu propio blog?






3 comentarios:

  1. La verdad es que esto de los blogs está siendo todo un descubrimiento para mí. El tuyo me está dando muchísimas ideas y reflexiones... y, efectivamente, lo de "enlazarte" con personas desconocidas y compartir idea y reflexiones es toda una experiencia. Me uno a la invitación ¡ crea tu blog !
    Nacho . http://www.pasionporeltrabajosocial.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Joaquin, en primer lugar, felicitarte por el blog.

    Comparto buena parte las reflexiones que haces en tu entrada, pues aunque yo había pensado muchas veces en lanzarme a contar lo que pienso, nunca había encontrado el tiempo suficiente (ahora tampoco, la verdad). Estoy comenzando a hacer mis "pinitos", pero lo que os quería comentar es que, en lo que sí he puesto empeño, es en ir recopilando todos los recursos que podemos encontrar en la red relacionados con el Trabajo Social. Os dejo un enlace a mi espacio web donde podéis ir consultando una lista que no para de crecer día a día.

    http://sites.google.com/site/jmgilred/enlaces

    Saludos
    Juanma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. He visitado tu site y me ha parecido muy interesante.

      Eliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.