martes, 22 de noviembre de 2011

Vente conmigo (Vieni via con me). De Roberto Saviano

Imagen del autor.

Nuevamente un autor italiano. Nuevamente conocido en España pero posiblemente de refilón. Llevaba varios años detrás de leer algo de Roberto Saviano pero, en principio, el tema de la mafia y la camorra como que no acababa de interesarme demasiado. O me interesaba pero no tanto como para priorizar la lectura de los textos de este autor.

Fue una entrada en el blog de Imanol Zubero, que leo con frecuencia, la que tiró definitivamente mi atención. Hablaba de la máquina de fango, hablaba del libro que propongo en esta entrada, y decía que se lo guardaba con los textos más apreciados. Tenía que leerlo.

Para escribir esta entrada he utilizado a mis amigos italianos, mantengo varios desde hace más de veinte años, gente a la que aprecio y quiero. Les he preguntado que piensan de Saviano, de su programa de televisión, de este libro. La respuesta ha sido unánime. Saviano es un referente moral. Un hombre sólo ante los poderosos. Amenazado de muerte, debe vivir en lugares secretos, siempre acompañado por escoltas. Alguien que tiene que vivir así por lo que dice debe decir cosas que hay que escuchar atentamente. Especialmente en los momentos en los que creo que más que nunca hacen falta referentes morales y éticos con los que enfrentarse al mundo que tenemos delante.

El libro es una recopilación de los monólogos ¡de media hora! que hacía en un programa de la televisión italiana RAI-3  presentado por el periodista Fabio Fazio. Este periodista  que habitualmente presenta un programa de entrevistas muy seguido en Italia, (che tempo que fà. que tiempo hace) en las que combina profundidad y humor. 

Portada del libro en español
En esos monólogos, Saviano, daba su visión de la vida italiana, de sus problemas. El gobierno de Berlusconi lo intentó todo para acabar con el programa, pero finalmente no pudo.

Puede que no todos los monólogos tengan interés para el tema central de este blog, pero hay varios que creo que nos dan de lleno y tienen que ver con la ética personal y con la ética social. Son: la máquina del fango (páginas 41 a 63) La maravillosa capacidad del sur (páginas 127 a 135 sobre un sacerdote que se enfrenta con la camorra para sacar adelante una asociación que atiende a personas con discapacidad) y la democracia vendida y el barco de la constitución (páginas 157 a 168)

El libro tiene 214 páginas, se lee fácil y recoge 9 monólogos. A continuación recojo algunas citas que incitan a la reflexión y que pueden suscitar el interés por la lectura.

"Escuchar un relato y sentirlo propio es como recibir una fórmula para arreglar el mundo. A menudo concibo el relato como un virólogo un virus, porque también un relato puede convertirse en una forma contagiosa que, trasformando a las personas, transforma el propio mundo"(pág 24)
"De un tiempo a esta parte vivo como una especie de obsesión, una obsesión que concierne a la máquina de fango, el mecanismo con el que es posible difamar a cualquier persona (...) Siento que la democracia está literalmente en peligro. (...) El objetivo es poder decir: "todos somos iguales". El mecanismo de la máquina de fango, en el fondo, es esto: poder decir "Vosotros también lo hacéis", "Todos lo hacemos". Y ese método funciona muy bien, porque en el fondo es lo que la gente quiere oír. Porque si somos todos iguales nadie necesita sentirse mejor, hacer algo para ser mejor. La máquina de fango quiere decir: todos tenemos las manos sucias, todos somos iguales(...)
Portada del libro en italiano.
La fuerza de la democracia es la multiplicidad. (...) Los políticos pueden equivocarse: significa que actúan. Peo una persona que se equivoca es algo muy distinto de una persona corrupta. En realidad, frente a la máquina de fango no hay que responder diciendo: "Nosotros somos mejores". Hay que decir: "Nosotros somos distintos"(pp 41 a 43)
"Quien se enfrenta a las mafias, y sobre todo quien tiene el talento de Falcone, se encuentra con la acusación habitual: "Lo haces por tu propio interés, lo haces porque te crees mejor que nosotros (...)Del mismo modo, es mejor decir que esas personas aspiran a hacer carrera, que quien se ocupa de esas cosas lo hace sólo por el dinero o para tener más fama. Mejor. Porque si crees que están haciendo lo correcto, si crees que en su talento, entonces has de seguirles. Y si no lo haces te conviertes en cómplice. He aquí el país feliz, donde si no te mueres eres culpable de vivir" (pp 49 a 53)
"Cuando advirtamos que el poder deslegitima, no caigamos en la trampa. Basta decir: "Esto es fango, no me interesa, no me vale" (pag 60)
"Hay un frase muy hermosa de Tolstoi que dice "No se puede secar el agua con el agua, no se puede apagar el fuego con el fuego; por lo tanto, no se puede combatir el mal con el mal" Cada vez que uno de nosotros decide no hacer el mal, les está haciendo retroceder, y quizás está soñando con una Italia distinta"(pag 89) 
MÁS INFORMACIÓN:
Roberto Saviano  (wikipedia in italiano)
En la página web personal encontrarás todo tipo de materiales sobre el autor en diferentes idiomas, incluído el castellano para acceder clica en el enlace siguiente (página web personal) Es de señalar que es una página muy atractiva y bien construida.

Y aquí debajo os dejo el enlace al video del capítulo en el que Saviano habla de la máquina de fango. La máquina con la que se intenta destruir la imagen, el honor y la integridad de los que intentan oponerse a los poderosos, sean quienes sean. (en italiano)



Os dejo algunas recomendaciones de los amigos italianos con los que he consultado esta entrada y su opinión respecto al autor. Me han remitido enlaces a materiales que os copio a continuación. Gracias a los colaboradores y colaboradoras.

El título está tomado de la canción de Paolo Conte Vieni via con me. Una preciosa canción que os dejo para que podáis disfrutarla. Es muy probable que os suene.



Y un enlace a otro trozo de la película en el que Roberto Begnini (director y actor de "La vida es bella") hace un inmenso elogio y defensa de Saviano. Hay una frase dirigida al jefe de la camorra que me gusta mucho y que uso en alguno de mis escritos que dice lo siguiente: "Las fábulas no enseñan que los dragones existen. El hecho de que los dragones existen lo saben hasta los niños. Lo que enseñan los autores de fábulas es que los dragones pueden ser vencidos"






No hay comentarios:

Publicar un comentario

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.