jueves, 7 de marzo de 2013

La intervención social en tiempo de malestares

El Consejo General de Trabajo Social (web aquí) ha convocado el XII Congreso Estatal del Trabajo Social (web aquí). Se celebrará en Marbella (Málaga) y la organización correrá a cargo del Colegio Profesional de Trabajo Social de Málaga (web aquí)

Desde este blog no puedo hacer sino enviar un saludo de ánimos a tod@s l@s compañer@s que van a estar a cargo de la organziación, quizá especialmente a Rafael Arredondo, el Presidente del Colegio de Málaga y miembro de la BlogoTSfera (blog aquí) con quien me unen estas necesidades de expresión en la red. ¡Ánimo Rafa! Espero que sea un éxito.

Pero no van a ser todo datos y parabienes. El lema del Congreso es: "La intervención social en tiempos de malestares. Sabemos, podemos, queremos" Un lema potente, vinculado estrictamente con la esencia misma de nuestra profesión, lleno de esperanza y de voluntad de presencia y cambio.

En la primera y, de momento, última reunión de l@s miembr@s de la blogoTSfera, nos comprometimos voluntaria y mancomunadamente a encontrar formas de fomentar y participar en el Congreso. Este será uno de nuestros puntos de unión y colaboración.

En ese contexto os anuncio que, copiando a la siempre original Belén Navarro (blog aquí), he decidido proponer a una serie de firmas invitadas que escriban para este blog su peculiar punto de vista sobre lo que les sugiera este lema. Conforme me vayan contestando llevo intención de ir colgando esas entradas que supondrán la aportación de voces diversas, seguro que interesantes. No os desvelo los nombres y los perfiles, en parte porque quiero mantener su privacidad hasta que llegue el momento, en parte porque todavía tengo que acabar de envíar invitaciones y, por fín, porque no me quiero cerrar las puertas a la sorpresa.

Para abrir este tipo de reflexiones os dejo una primera, la mía propia, pensada a vuela pluma (en realidad a ritmo de tecla) ¿Qué me sugiere el lema del Congreso?
 
El lema juega, como debe hacerlo, con una pluralidad de referencias y significaciones.Por empezar por algún sitio me voy adónde me lleva primero la emoción del mensaje, a la palabra "malestares". Vivimos tiempos de malestares. Cuando he buscado en google imágenes para ilustrar esta idea lo que me he encontrado han sido imágenes como estas
La mayor  parte de las imágenes señalan a personas que se echan las manos al vientre. Ahí es donde nos duele. El malestar social lo sentimos muy adentro, físicamente. Parece que algunos terapeutas hacen coincidir determinadas facetas humanas con ciertas partes del cuerpo. Las emociones se vinculan, en esta forma de ver las cosas, con el estómago. Cuando estamos nerviosos o nos cuesta comer o comemos mucho, nos duele la tripa y llegamos incluso al vómito.

Pero somos profesionales, seres racionales que aprendemos de nuestra tradición, del conocimiento creado por nuestra sociedad y de nuestra propia experiencia. Ya he comentado que estoy leyendo el interesante lilbro del profesor Miguel Miranda De la Caridad a la Ciencia en el que, hasta el punto de lectura en el que he llegado, señala que, ya en los albores de la profesión, se tenía claro que el trabajo social se iba a mover, a la vez, entre la intervención croncreta con las personas y la búsqueda del cambio de las estructuras sociales. Que no se podía separar una cosa de otra. Por decirlo a lo bruto, esto es así desde Mary Richmond. Y en esas estamos.

Nuestra profesión siempre ha trabajado con los malestares, personales y sociales, de hecho es la esencia de nuestra profesión, nuestro objeto de trabajo. Comentando el libro coordinado por Teresa Zamanillo,  Ética, teoría y técnica (web aquí ya resaltaba este contenido en este párrafo:

"Reflexionan las autoras igualmente en torno al objeto del propio trabajo social proponiendo establecerlo no en tanto a la intervención necesidades-recursos que en su práctia concreta nos ha llevado a una elevada burocratización sino en torno "a todos los fenómenos relacionados con el malestar psicosocial de los individuos ordenados según su génesis estructural y su viviencia personal"
Sin duda una de las tareas de trabajo del Congreso es ayudarnos a pasar de esa sensación física de malestar a la fase de la propuesta, ayudarnos a pensar cómo podemos contribuir a que las personas concretas superen sus particulares malestares, contribuir a indagar las formas en las que, como profesionales, podemos hacer propuestas de cambio social que contribuyan a superar las causas sociales de esos malestares.

Desde mi punto de vista esa tarea requiere de un enfretamiento claro a la ideología predominante en occidente desde hace treinta años. Auténtico origen de la actual crisis y de los presentes malestares. Las soluciones pasan por construir alternativas.

Feliz Congreso a tod@s, participéis físicamente o a distancia.

5 comentarios:

  1. Hola Joaquín me ha encantado tu artículo y te he contestado en mi blog

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Desde el Consejo General del Trabajo Social queremos agradecerte esos ánimos! Gracias y enhorabuena por tu trabajo. Un saludo, Carmen Verde.

    ResponderEliminar
  3. Lo primero gracias por tu aportación al Educador inquieto, la verdad es que como dices cuando se lanzan preguntan tan abiertas y se entran en debates tan amplios, necesitaríamos una vida y mucho café para poder tratar las cosas con el detenimiento que merecen.
    Me encanta que hayas entendido mi post (no me tengo por un gran escritor la verdad) por el lado bueno como pretendía y coincido contigo en que estamos en un tiempo de retos y oportunidades y que nuevas formas de organización social están surgiendo en la sociedad en general y en los colectivos profesionales o sectoriales en particular (las mareas y organizaciones de sindicación vertical).
    Acabo de descubrir tu blog pero estoy seguro que no sera la última vez que me veas por aquí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Miguel. Encantado de que lo que escribo suscite debate y reflexión.

      Eliminar
    2. Por cierto. también he cotilleado tu blog y me gustan e incluso he compartido en otras redes algunos materiales que propones allí. Igualmente seguiré con interés tus escritos. Un saludo.

      Eliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.