martes, 19 de marzo de 2013

Feliz día del Trabajo Social. Nuestra misión es el cambio social.



Junto a otros compañeros de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales he participado en la elaboración del informe "El valor de la proximidad. Servicios Sociales y Ayuntamientos" cuyo enlace os cuelgo a continuación para vuestro acceso y descarga en Isuu (aquí) Desde la Asociación os rogamos la máxima difusión.

En el informe analizamos el desastroso impacto que puede tener sobre el Sistema de Servicios Sociales, sobre la Administración Local, sobre los servicios públicos y sobre el mismo sistema democrático el anteproyecto de Ley de Administración Local que se acaba de presentar.

Si ese anteproyecto se llega a aprobar, tal y como está, las consecuencias pueden ser gravísimas en muchos aspectos: se pueden perder miles de puestos de trabajo, podemos ver privatizado gran parte de lo que quede en pie, pueden desaparecer gran cantidad de servicios. En resumen asisteremos a un desmentelamiento del Sistema tal y como lo conocemos. (puedes descargarte el documento del anteproyecto en la página del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas aquí)

Siendo eso grave, lo es todavía más, desde mi punto de vista, que esta Ley consagraría un vaciamiento de la posiblidad de crear verdaderas comunidades socio-políticas en el territorio. Los Ayuntamientos se configurarían como una pequeña administración de los servicios imprescindibles sin poder actuar en todo aquello que crea comunidad, sin poder preocuparse por la suerte de los vecinos, sin poder decidir en común como actuar en aquellos asuntos que potencian, realmente, la convivencia. De cualquier manera tienes enlaces a los dos documentos, el original y la valoración del mismo, para que puedas comprobar por ti mism@ el alcance de lo que estamos hablando.

Jane Addams
Hoy es el día del Trabajo Social y creo que esta es mi particular forma de celebrarlo. Es un homenaje, igualmente, a una de esas mujeres a las que le debemos lo que somos: Laura Jane Addams (wikipedia español aquí inglés aquí)). Ayer leía en el libro de Miguel Miranda: De la Caridad a la Ciencia las grandísimas aportaciones que esta mujer, que recibió el premio Nobel de la Paz en 1931, realizó a nuestra profesión. En su momento se metió en todos los ajos en los que una persona se podía meter en aquella época (vivió de 1860 a 1935) Fue pionera del trabajo social, sufragista, defensora de los derechos civiles y de los afroamericanos, estuvo contra la primera guerra mundial (cuando eso era considerado traición), escribió 10 libros y múltiples artículos, participó en la creación de la escuela sociológica de Chicago (reconocimiento que se le dió tarde por ser mujer). Pero desde nuestra perspectiva consagró y consolidó una forma de entender la profesión vinculada a la necesidad de cambiar las estructuras sociales para poder dar respuesta real a los problemas de las personas. Concebía que los problemas sociales no son fruto, únicamente, de factores personales, como ahora estamos volviendo a escuchar, sino fruto de las estructuras sociales y políticas que entre todos creamos o consentimos. Las páginas del libro de Miguel adquieren hoy todavía un significado más especial, más emocionante. 

Por eso hoy celebro este día con el recuerdo de las que nos han precedido (digo las porque son mujeres de enorme coraje las que han construído esta magnífica profesión) y en un intento de ser fiel a su legado lo celebro con reivindicación. Tenemos que parar ese anteproyecto de Ley, no podemos permanecer pasivos, la beligerancia es hoy una exigencia de los tiempos que nos están tocando vivir, ni más ni menos que en el momento histórico en que nació  nuestra profesión.

FELIZ DÍA A TODAS (y a todos)

PS. Tras cerrar esta entrada me llegó por correo electrónico un escrito de Nines Martínez, una compañera que me pareció muy interesante. Le pedí permiso para publicarlo y lo puedes encontrar colgado en los comentarios de esta entrada. Gracias Nines por tu escrito, tu experiencia y tu correo.

3 comentarios:

  1. Que curioso que hables de Jane Adams, esa gran profesional del Trabajo Social por redescubrir. En la universidad paso demasiado desapercibida, pero de pronto la volví a conocer más gracias a mi TFG. Y es que una cosa que también fue precursora fue en la utilización del Teatro como herramienta de intervención. En la Hull House había un grupo de teatro que llego a revolucionar el mundo artistico-teatral de Chicago. E, incluso, Jane Adams con su incursión en la escritura de textos (no solo de sociología, sino también teatrales) fue precursora, sin quererlo, de la introducción de la mujer en el mundo de la literatura norteamericana.
    Vamos, en resumen, fue una revolucionaria en toda regla.
    Un abrazo y feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro que cito de Miguel Miranda también recoge esa dimensión de la que hablas. Desde luego es un legado a reivindicar y recuperar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. En el día mundial del Trabajo Social…

    Suelo decir con mucha frecuencia que soy Trabajadora Social ( ¡¡¡¡ me encanta el nombre ¡!!!) por vocación y que si tuviese que volver a elegir profesión, no lo dudaría ni un minuto y repetiría.

    Durante estos 41 años de trabajo, he hecho muchas cosas, pero sobre todo he tenido la oportunidad de aprender muchas más.

    El ejercicio profesional me ha permitido conocer a muchas personas diferentes y vivir tantas vidas y situaciones que mi propia vida se ha enriquecido y se ha hecho más grande.

    He aprendido a mirar la vida, las situaciones, los problemas y a las personas con “las gafas de trabajo social” que son gafas de comprensión, de respeto, de ayuda y acompañamiento, de no juzgar y de confiar en las posibilidades del otro.

    Gracias a todas las que a lo largo de estos años me habéis acompañado en el camino, por vuestra compañía, animo, aliento y comprensión. Por alumbrar los días oscuros y calentar los fríos, por poner color en los momentos grises y razón a tanta sinrazón.
    Ha sido y es, un camino con todo tipo de accidentes y vericuetos, en el que casi nunca he estado sola, en el que he dejado lo mejor de mi misma y en el que he ido descubriendo todas las ayudas posibles y necesarias para andarlo y disfrutarlo.

    Seguiré / seguiremos haciendo camino ahora que cada día hay mas obstáculos que sortear, cuando las fuerzas empiezan a fallar y desandar lo avanzado resulta tan duro.
    Aquí estoy dispuesta a continuar como sepa y como pueda, porque cuando las circunstancias son menos favorables es cuando el trabajo social tiene mas razón de ser y de existir.
    Si nuestra intervención se produce siempre en momentos de crisis, ¿como no hacerlo ahora que la CRISIS invade y contamina todo nuestro mundo?

    Besos para todas y todos y feliz dia del Trabajo Social

    NINES MARTÍNEZ

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.