martes, 11 de septiembre de 2012

Oda a la Marea Naranja



Galopa, galopa, marea terrestre.
Tus rebeladas gotas empapan los yermos,
las tierras baldías, las tierras de España.
Se manchan contigo mis manos de barro.

Galopa, galopa, marea de fuego.
Tus llamas abrasan la humillación centenaria, 
la desesperanza antigua, la amargura vana.
Ebulle mi sangre en tu llama dorada.

Galopa, galopa, marea de viento.
Tu simple sonido rescata los llantos 
la soledad inútil, la incredulidad humana.
Resuena en mi alma el tañir de tu maza.

Galopa, galopa, marea de agua.
Tus olas sedientas entonan los cantos
de justicia plena, de igualdad sin tacha.
Se sume mi voz en la voz de tus masas.





Oda inspirada en el poema "A galopar" de Alberti musicado por Paco Ibáñez.




1 comentario:

  1. Ahí estamos, calentando motores y ánimos para este sábado.
    Precioso, muy bonito para empezar la mitad de semana, muchas gracias.

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.