martes, 18 de marzo de 2014

Elogio del Trabajo Social. Día Internacional 2014.

Hoy es el Día Internacional del Trabajo Social. Corresponde reflexionar sobre cual es nuestra tarea. Se me ha ocurrido que una imagen vale más que mil palabras. Quizá la imagen no sea perfecta porque no recoge el protagonismo que las personas tienen que tener en su propio proceso, pero no deja de ser verdad que nuestro trabajo no es otra cosa que dar aire donde no lo hay, ayudar a devolver a las personas al lugar que les corresponde, reconstruir el racimo que no debió deshacerse...

Nos toca ser trabajadores sociales en tiempos de desigualdades. Pensando en esta idea me he acordado de que los inicios mismos del Trabajo Social como profesión se producen nada más y nada menos que en Chicago en los mismos años en los que se producen los acontecimientos que dieron lugar al Primero de Mayo. Tiempos de desigualdades y agitación. Lo llevamos en el ADN profesional. Puede que la realidad nos haga ser pesimistas, pero como leía estos días (no recuerdo dónde) no hay que confundir pesimismo y desesperanza. Si nuestro trabajo es poner esperanza donde no la hay los últimos que debemos desanimarnos somos nosotros mismos.

Así pués, compañeras, compañeros: Feliz día Internacional del Trabajo Social. Un día para recordar a qué nos dedicamos y renovar las ilusiones que nos trajeron a esta profesión.




1 comentario:

  1. Gracias Joaquín por tu entrada, estoy totalmente contigo que no nos conviene dejarnos llevar por el pesimismo y el desánimo, creo que el mejor "recurso" que podemos ofrecer a las personas para y con las que trabajamos somos nosotros mismos. Feliz día y profesión del Trabajo Social. Berta

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.