jueves, 7 de noviembre de 2013

El riesgo de supresión de los servicios sociales municipales

Los servicios sociales municipales van a ser suprimidos. Sí, suprimidos, ni transferidos, ni privatizados, directamente eliminados, según se puede deducir de los últimos datos extraídos de documentos oficiales del Gobierno de España.

Lejos del oscurecido discurso de que aquí no pasa nada, que solamente estamos racionalizando y sostenibilizando; que ¡Esto va estupendamente bien, oiga! con el que nos tiene rodeados el coro mediático progubernamental, la lectura de los documentos que hay sobre la mesa en torno al Proyecto de Ley de  Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (documento publicado en Boletín Oficial de las Cortes Generales aquí) son para asustarse y mucho.

El texto del Proyecto de Ley ha sufrido unos cuantos vaivenes a lo largo de los meses pero lo que no ha cambiado es basicamente que:
  • Los Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes no tendrán ninguna competencia en servicios sociales.
  • Las Diputaciones y los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes tendrán una competencia muy reducida, en concreto: "Evaluación e información de situaciones de necesidad social y la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social", que habrá que ver qué quiere decir.
  • Las CC.AA. tendrán un año desde el día siguiente de la publicación en el BOE de la Ley aprobada (parece que el propio PP ha presentado una enmienda para alargar el plazo a dos años) para asumir esas competencias.
  • Las CC.AA. podrán delegar esas competencias en los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, Diputaciones (y entiendo que comarcas en el caso aragonés pero está por ver) pero esa delegación debe ir financiada con dinero propio. (esto último es lo que deduzco de la lectura del texto)
Lo voy a decir en una frase para que se entienda: La Administración Local no puede gestionarlo ni poner dinero para pagarlo y las CC.AA. no tienen dinero fresco para ponerlo aquí (que por cierto no es poco como veremos a continuación)

Esta lectura del Proyecto de Ley se clarifica mucho si se tienen en cuenta los datos que han extraído algunos compañeros de la Asociación de Directoras y Gerentes de un documento que el Gobierno de España ha remitido a Bruselas, a los hombres de negro. Se trata del Plan presupuestario 2014 del Reino de España (documento aquí) Interesa especialmente leer los documentos que van a Bruselas porque en este caso, a diferencia de a lo que nos tienen acostumbrados, tienen que silenciar el trabajo de la Dirección General de Circunloquios para el Control de Masas y Riesgos, y ponen las cosas para que se entiendan y no como interesa presentarlas.

Bueno, pues en ese documento, en el cuadro 12.c Impacto presupuestario esperado de las medidas adoptadas y previstas por las entidades sociales, se incluye claramente el concepto "Supresión de Servicios" y ahorro en gasto de personal y gasto corriente.

Si se comprueban las cantidades que dicen que van a ahorrarse y se comparan con las que sabemos que se gastan en las diferentes materias recortables en los Ayuntamientos, nos daremos cuenta de que lo que se pretende es, sencillamente, suprimir la mayor parte de los servicios sociales básicos para ahorrar,. Lo repito, no se trata ni de transferir a las CC.AA., ni de privatizar; se trata de suprimir servicios, simple y llanamente, con sus correspondientes despidos de personal.

Se calcula un ahorro de 1804 millones de euros en personal y gasto corriente entre 2013 y 2015 y un ahorro de 4690 millones de euros en supresión de servicios en el mismo periodo. Un total de 6494 millones de euros.

Para poder valorar de lo que estamos hablando hay que saber que el presupuesto liquidado por los Ayuntamientos españoles en el ejercicio de 2012, en datos oficiales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha sido el siguiente: 3851 millones en Servicios Sociales, 1996 millones en Educación y 802 millones en Sanidad. Un total de 6649 millones de euros (aunque hay que tener en cuentaa que la transferencia de estos últimos dos títulos competenciales a las CC.AA. se retrasa a cinco años)

Las cuentas y la voluntad del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas está clara. Ojalá, las muchas voces que se han comenzado a alzar, incluso dentro del propio partido del Gobierno, para parar o moderar esta reforma, tengan éxito, Si no sólo nos quedará el compromiso de la oposición de derogar la Ley cuando lleguen al Gobierno. El problema es que entonces podría llegar a ser demasiado tarde para el Sistema y para muchos millones de españoles que se quedarán sin la cobertura básica que ofrecemos en los Servicios Sociales Comunitarios.

3 comentarios:

  1. VIDEO SOBRE LA REFORMA LOCAL

    http://fsc-local.ccoo.cat/home/accio-sindical/reforma-local/es

    ResponderEliminar
  2. Me dejas absolutamente impresionado, Joaquín. Lo de esta ley es una vergüenza nacional. El sentimiento de indefensión es absoluto. Espero que entren mínimamente ne razón, o que les entre un poco de miedo a las consecuencias, porque no creo que la ciudadanía acepte este atropello de buena gana y a ellos acabe por salirle gratis. Gracias por seguir haciendo este tipo de análisis y compartiendo la información. Yo por mi parte, difundo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hacía tiempo que no te veía haciendo comentarios a amig@s comunes.
    Hoy me he llevado una gran alegría al verte por mi espacio.
    Ya quedo enterada con todo lo que nos cuentas en tu entrada, la cosa sigue a peor, siempre pagaremos el pato los que menos recursos tengamos.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.