viernes, 11 de enero de 2013

El escándalo de los percebes

Según noticia periodística, los concejales del Ayuntamiento de Sada, en A Coruña, repartieron su extra para las familias necesitadas del pueblo. Un total de 14.000 € para 62 familias. Las familias fueron seleccionadas por los servicios sociales municipales de acuerdo con un baremo de uso habitual. Hasta aquí una noticia típica de las navidades pasadas (valoraciones aparte). ¡Pero llegó el escándalo!. Con tono grueso saltó la noticia el día 5 de enero (víspera de Reyes) y la Voz de Galicia publicaba el titular y la noticia (enlace a la noticia aquí):

Una familia pobre de Sada gasta un donativo en percebes e ibérico. 

Lo que voy a decir ahora no se si me va a convertir públicamente en idiota, rácano o algún otro adjetivo al gusto del lector. Me arriesgo. Creo que el dato es importante para ayudar a valorar lo que pondré a continuación. No he comido percebes en mi vida y el jamón ibérico lo he catado sólo si alguien que me haya invitado lo ha puesto en su mesa (afirmaría que no lo he comprado nunca, para eso tengo aquí al lado el de Teruel, pero tampoco lo juraría ante un juez) ¿Por qué digo esto? Para curarme en salud por la valoración que voy a hacer a continuación. A mi la noticia no me ha escandalizado en la dirección en la que escandaliza al medio de comunicación sino que me escandaliza,  precisamente,  el tratamiento periodístico, el contenido de la noticia, y el pensamiento que se esconde detrás de la misma.

En primer lugar esta noticia vuelve a utilizar la máquina del fango para echar suciedad a las familias desfavorecidas y a los servicios sociales (para leer qué entiendo por "la máquina del fango" leer entrada aquí) Quiero decir, que pese a que en el cuerpo del texto periodístico se reitera que se trata de un caso puntual, que las otras familias han sido "responsables" y que este hecho no tiene que poner en cuestión este tipo de iniciativas, lo cierto es que llueve sobre mojado. El titular es demoledor, todas las personas que reciben ayudas de los servicios sociales quedan bajo sospecha. Este tipo de valoración forma parte del pensamiento neoconservador. Los pobres son vagos y maleantes, sospechosos de todos los vicios. A los que habéis estudiado la historia de la acción social en vuestras carreras ¿No os suena a leyes de pobres británicas? A mí mucho. Ronald Reagan en su primera campaña utilizó un caso lejanamente emparentado con el de esta noticia: Se trataba de la Welfare Queen ( La Reina del Bienestar) Una mujer, negra, que estafando a los servicios sociales se paseaban en Cadillac por las calles de las ciudades norteamericanas riéndose con ironía de los esforzados contribuyentes de la clase media a cuya costa vivía. ¿Cómo les vas a dar nada a estos maleantes que comen percebes con las ayudas públicas? Esa es la pregunta que inmediatamente genera la noticia en muchas de las personas que la leen. ¡Ves, haces por ellos de todo y fíjate como te lo pagan!

Para mí el escándalo se produce porque el Sistema de Servicios Sociales se dedique a la caridad y no a actuar en el marco del Estado de Bienestar. ¿Qué quiere decir esto? Que en el marco del Estado de Bienestar las personas tienen derechos, y las estructuras del mismo se dedican a atender las necesidades previamente determinadas y de acuerdo con un valoración objetiva y profesional. Por lo tanto las características del sistema es que este debería ser público, universal y, básicamente, gratuito. Y resulta que lo que se ha producido es una intervención benevolente y puntual. Y la reacción política al acontecimiento (¡Cuando los identifiquemos quedarán fuera del listado de famlias a las que ayudar!) está fuera de toda medida objetiva y profesional. ¿Antes de saber las circunstancias familiares vamos a condenarlos? Si esa familia pasa hambre y tienen menores a su cargo ¿Vamos a condenar a los niños por los "pecados" de los padres? Y ¿Les vamos a castigar con enviarlos fuera de la lista durante toda la vida? ¿Con qué criterio?

El Sistema de Servicios Sociales tiene entre las necesidades que delimitan su objeto de atención la cobertura de las necesidades básicas. Muchas familias españolas están comenzando a pasar hambre. Así, con todas las letras. ¿Y todo lo que se nos ocurre es ofrecerles la paga extra de los concejales? Eso es lo que tiene delito. ¿Cuales son las prioridades del gobierno, dejar a las gentes a su suerte? ¿Por qué no aumentan las cuantías de las ayudas de urgencia? ¿Por qué no organizan un plan para dar cobertura a esta necesidad básica de alimentación? ¿Por qué no organizan una Renta Social Básica suficiente para cubrir económicamente las necesidades básicas? No cuesta tanto dinero. Desde luego mucho menos de lo que nos está costando reflotar los muchos entuertos dejados por los bancos, incluso los agujeros económicos de alguno de los corruptos, o mucho menos de los que algún directivo bancario se ha llevado a casa después de dejar en bancarrota la entidad que gestionaba,. ¡Y de rositas Oiga!

Lo que me escandaliza es la forma de entender la responsabilidad política y pública en este caso. Lo que me escandaliza es que nos escandalice más esto que las dádivas y corruptelas recibidas por muchos responsables que ahora se rasgan las vestiduras con esta noticia. Lo que me escandaliza son las inmensas diferencias sociales que se van asentando. Lo que me escandaliza es que los responsables políticos no organicen planes de atención social ante la situación de emergencia social que vivimos. Lo que me escandaliza es que la aportación de los concejales se haga bajo el concepto de "donativo". No me parece mal que den ese dinero para los servicios sociales, incluso que lo destinen a ayudas de urgencia, pero, en todo caso, para engrosar el conjunto del presupuesto de esa partida concreta, no para identificar, con pelos y señales, las familias agraciadas con "el sorteo de navidad" ¿No se acuerdan de eso de que lo que de la mano derecha que no lo sepa la izquierda? O ¿Es que queremos sacarle rendimiento electoral a la medida? Si es donativo es donativo, si es medida administrativa, es medida administrativa. (Un poco confuso ¿O no?

En el caso de esta familia de lo que se trata es de valorar si tienen necesidad o no, de analizar lo que ha sucedido, de intervenir socialmente desde el trabajo social, la educación social, la psicología o la técnica que resulte más apropiada, en equipo, desde los criterios de intervención profesionales probados, experimentados y razonados por décadas de experiencia. Si es preciso habrá que sancionar a la familia por no cumplir los requisitos de la ayuda, pero esa sanción deberá ser medida, tasada y reflexionada desde una perspectiva no sólo administrativa sino educativa.

Además, por poner las cosas en su sazón. Lo cierto es que el apoyo económico a las familias obtenido con el "donativo" alcanzó a la astronómica cantidad de 225€ cada una con los que supongo que les llegará para ..... (ponga usted aquí el tiempo según lo que venga a gastar su familia en supermercados) ¿Cuánto les tenía que durar a estar familias? ¿Todo el año?

Por otro lado, estudios de los nobel  de economía Kahneman y Tversky, a los que ya me refería en una entrada anterior (aquí), vienen a señalar que las personas en situación de pobreza crónica (no se si es el caso de la familia de la noticia), precisamente por esa situación, tienen dificultades para valorar cúal es la compra adecuada, con lo que les damos nunca alcanza para llegar a lo mínimo. Esto genera una sensación de que da igual lo que compre, nunca alcanzaré lo mínimo, compren lo que compren siempre están en pérdida, no tienen punto de referencia para valorar, por eso les cuesta tanto comprar "lo adecuado" Evidentemente los autores dedican a explicar esto unas cuantas páginas y unas cuantas investigaciones, tampoco es cuestión de alargarse demasiado, pero dejo aquí esta cita:

Hay bienes que los pobres necesitan y no pueden permitirse, por lo que se hallan siempre "en pérdidas". Las pequeñas sumas de dinero que reciben las perciben, por tanto, como pérdidas reducidas, no como ganancias. El dinero ayuda a escalar un poco hacia el punto de referencia, pero los pobres siempre permanecen en la parte más empinada de la curva del valor.
 Las personas pobres piensan como comerciantes, pero la dinámica es bien distinta. A diferencia de los comerciantes los pobres no son indiferentes a las diferencias entre ganar y perder. Su problema es que todas sus elecciones lo son entre pérdidas. El dinero gastado en un bien significa la pérdida de otro bien que podrían ser adquirido en lugar del primero. Para el pobre los costes son pérdidas"
Y, además, que quieren que les diga. El "pecado" no me parece tan escandaloso. ¿Sólo pueden cenar bien en nochebuena los pudientes? No se, seguro que los escandalizados cenaron opíparamente, por lo menos muy bien, ¿Qué tenía que cenar esta familia? ¿Un plato de arroz? No estoy de acuerdo con el gasto realizado, creo que se equivocaron y que las ayudas públicas no son para esto, pero ¿Los cargos públicos son para recibir de los proveedores en navidad algunas dádivas de representación como se ha justificado con motivo del caso de los trajes de Camps?

Para acabar. Me he ido a la página web del Supermercado de El Corte Inglés introduciendo un código postal correspondiente a la provincia de A Coruña. y he buscado los precios de los productos comprados  Ni que decir tiene que en general en supermercados de otras enseñas comerciales se pueden encontrar productos bastante más económicos, por eso pongo los de El Corte Inglés, por eso y porque son los que más fácil me ha resultado sacar el precio.

90€ el Kilo de percebes (en otras webs están mucho más baratos, ya he dicho que no entiendo de esto ,pero qué se pudo gastar esta familia ¿30-40€? (Vale, es un exceso)
69€ kilo de jamón ibérico (precio medio) ¿Cuánto compraron? 200 gramos, ¿13€?
El jamón de Granada no aparece en el Corte Inglés, en una página web me sale a unos 11-12 € el kilo comprado entero.Lo mismo de antes ¿Cuánto costó? ¿2 ó 3 euros?
2€ lata de anchoas.
17,25€ el kilo de lomo embuchado. Y en esto ¿Cuánto gastaron... 2€?
Y lo de los productos de droguería no me parece ni para comentarlo.

Vamos que la cena de nochebuena para una familia  les costo ....¿60€? ¿Esa es la noticia? Por cierto. Ni una "miserable" botella de sidra, ni un caja de vino en tetabrik. Vamos que el percebe no fue regado esa noche con caldos y espirituosos, al menos pagados con dinero público.

Lo reitero. Creo que el dinero no estuvo bien gastado, que se traspasaron los límites razonables del gasto en ayudas de urgencia (si ese fue el criterio), que hay que trabajar con esa familia, pero ¿De verdad que la noticia es que una familia se ha gastado 60€ en una cena de nochebuena? En algunas viejas películas de la época franquista, las familias bien invitaban por nochebuena a un pobre a la mesa. ¡Seguro que les costaba más dinero! Entonces a la sociedad bienpensante no le escandalizaba y a los izquierdosos de toda la vida les escandalizaba que a los pobres se les ofreciera la dádiva exclusivamente en las fiestas de navidad y que no se garantizara una sociedad en la que todos pudiesen ganarse la vida honrada e igualitariamente. Ahora a los bienpensantes no les parece bien ni lo de un día de exceso y acercamiento al lujo. ¡Esto ya no es lo que era!

9 comentarios:

  1. Escalofríos me da...
    Seguimos construyendo una sociedad basada en criterios ultraliberales.
    Seguimos conformando, poco a poco, un pensamiento colectivo salvaje e inhumano, en base a "pequeñas noticias inocentes".
    Seguimos des-informando dorando las rejas de nuestra propia incultura...

    Me ha parecido una gran entrada, pues no hay nada más peligroso para el sistema que mostrar la cara verdadera de una noticia tan capciosa como esta.

    ResponderEliminar
  2. Un desahogo express después de leer esta reflexión de Chapó ;) :

    + Las nuevas formas de pobreza abarcan cada vez a más personas, por lo que la cultura, tradiciones ...son diversas, esa família podría haber comido percéberes toda su vida, son de Galicia y era navidad. Igual la notícia ha sido sacada de contexto.

    + Las ayudas de emergencia son de risa, 150 € durante tres meses, ..sólo tendríamos que pedir justificante en que se gasta la gente ese dinero...como si pudieran subsistir con esa cantidad...Es un parche, como siempre...

    + Los Trabajadores Sociales hacen su papel, pero es cierto que algún caso puede ser una tomadura de pelo, por la economía sumergida, por la ayuda encubierta de la familia, por falsedad de información y documentación..no somos adivin@s...

    + Y sobretodo, que por esos 60€ que se gastaron en comida la que sea, se les diga que obraron mal.. Cuando hay tanto corrupto por encima que no se les pide justificación, sobre donde han utilizado ese dinero, en que lo han invertido, donde ha sido depositado...

    ..etc,etc...no sería expresss

    Nunca he probado los percéberes, pero si eso cenaron, chapó!!

    Gracias por tu reflexión, como siempre :)

    ResponderEliminar
  3. Y desgraciadamente hay mucha gente que piensa así. En Servicios Sociales cada vez más tenemos a alguien por arriba (normalmente no trabajador social, claro), que te cuestiona una ayuda porque compraron, por ejemplo "mucha bollería". Hay que joderse! Otra cosa es reflexionar si con determinado tipo de familias hay que hacer un acompañamiento y educar en la gestión del gasto... y de todas formas, lo aterrador es "de la que voy, me cargo este tipo de ayudas", claro, más fácil.

    ResponderEliminar
  4. Está muy claro. El ejemplo no puede ser más demostrativo. Es lo que tiene la caridad... Hace nobles a los que la ofrecen (los concejales) y serviles a los que la reciben... porque están obligados a hacer un uso determinado de la dádiva... ¡¡cómo está la cosa!!. ¡¡Muy buena entrada Joaquín!!

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada me ha encantado, la suscribo palabra por palabra. Refleja una realidad que vivo permanentemente como Trabajador Social y que me ha dolido siempre. Muchas veces he pensado en qué pasaría si el Sistema de Sanidad funcionase con estas actitudes que campan a sus anchas en el Sistema de Servicios Sociales: "Mire, a vd. no le operamos porque fuma y no se ha cuidado lo suficiente",o "no le tratamos su enfermedad porque no ha hecho dieta ni deporte, tal como le dijimos..." En fin. Por lo demás,que me enrollo, totalmente de acuerdo: ¡SON UNOS PERCEBES!

    ResponderEliminar
  6. brillante, sela has mandado al periódico la voz de galicia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la valoración. La verdad es que no me lo he planteado. Lo pensaré.

      Eliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.