miércoles, 25 de septiembre de 2013

La maleta de Port Bou

Ir al kiosco suele ser una experiencia, en general, decepcionante. Lo que sueles encontrar ahora se caracteriza por el aplastante dominio de los medios más que conservadores y sensacionalistas, deportivos...

Sin embargo a lo largo de los últimos meses van surgiendo nuevos medios de comunicación, especialmente digitales, que vienen a cubrir los enormes agujeros que algunos encontramos. Al menos a mí me resulta difícil estar al día, saber y conocer lo que está saliendo de nuevo

Esa dificultad para conocer lo nuevo me lleva a compartir con vosotr@s uno novedad que he comenzado a leer y que me parece interesante. 
Se trata del lanzamiento de la nueva revista de humanidades y economía La maleta de Port Bou, dirigida por Josep Ramoneda (de quien ya he comentado en este blog un libro: aquí) La revista es digital y física y se puede encontrar en algunos kioscos y librerías.

De entre los artículos que he podido leer hasta ahora, destaca para mí, uno interesantísimo de Jorge Wagensberg, un autor a seguir (wikipedia aquí) titulado El mapa del conocimiento, que traza, aparte de una ¿sorprendente? clasificación de las diferentes formas de conocer, la importancia de la interdisciplinariedad, un aspecto especialmente apreciado en este blog.

Wagensberg señala que existen tres métodos para conocer que se corresponden con las tres grandes formas de conocimiento: lo científico, lo artístico y lo revelado. Todas ellas están presentes en todas las profesiones y todas ellas son necesarias y complementarias para enfrentarse a la realidad. No me cuesta demasiado llevar esta propuesta al ámbito del Trabajo Social y no me cuesta imaginarme que este oficio es una combinación de ciencia, arte e inspiración.

No es el único artículo destacable: una entrevista a Michel Rocard para desentrañar la Europa necesaria, un artículo de Antón Costas sobre la desigualdad, que como sabéis los habituales también me obsesiona... y muchas otras cosas a las que todavía no les he hincado el diente.

La ventaja de una revista como esta, no es la única del mercado, es que nos acerca a determinados asuntos con una dimensión reducida. Abre boca a temas que pueden ser de interés y, al menos esta, te pone al alcance información sobre bibliografía que puede ampliar los puntos de vista que te llamen la atención.

Bienvenida, pues, esta iniciativa que, en mi opinión, resulta recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.