miércoles, 4 de septiembre de 2013

Datos para compararnos con Europa. (1)


¿Cómo lo estamos haciendo en términos de gasto social, de eliminación de la pobreza y la desigualdad en España respecto a otros países de la UE, nuestro modelo de referencia obligado?

Si no pensamos mucho la respuesta, si no pensamos que la pregunta tiene trampa, nos dejaremos guíar por nuestras ideas preconcebidas y otorgaremos los primeros lugares a alemanes, francesos, británicos, etc. Si sabemos algo sobre la realidad de los Estados de Bienestar europeos estaremos dispuestos a incorporar en los lugares privilegiados a los nórdicos. Creo que en ningún caso consideraremos que los recién llegados a la UE nos gane en estos aspectos.

Me temo que en esta entrada y en otras posteriores, voy a dar algunos datos, tomados de la fuente estadística común de la UE, Eurostat, le  voy a llevar la contraria a esta primera impresión general que compartimos.

Nuestro Estado de Bienestar, como señala desde hace muchos años Vicenç Navarro ha sido siempre muy débil, hemos aprovechado poco los momentos de bonanza para mejorarlo, para incrementar sus coberturas, para mejorar su capacidad de incidencia en la realidad, para reducir las desigualdades y la pobreza. (blog Vicenç Navarro aquí)

Según el informe de la Fundación Alternativas sobre la desigualdad en Espàña, esta sólo se redujo en la década de los 80 gracias a las políticas de los primeros gobiernos de Felipe González y la puesta en marcha de los principales sistemas del Estado de Bienestar. Lo cierto es que, a partir de ahí, poco en este terreno

En esta primera entrada nos vamos a fijar en dos indicadores publicados por Eurostat. Uno que mide el porcentaje de población de un determinado país que está en situación de pobreza o riesgo de exclusión y otro mide este mismo porcentaje después de las transferencias sociales provenientes de las diferentes políticas públicas, en realidad de las intervenciones del Estado de Bienestar a través del gasto público. Si comparamos y relacionamos estos dos indicadores vamos a obtener un indicador del alcance y la eficacia en la reducción de la pobreza que tiene nuestro gasto social en comparación con el resto de los países de la UE.

En España teníamos en 2011 (último dato comparable publicado) un 27% de personas en situación de pobreza o riesgo de exclusión. En este caso ocupamos el puesto número 18º de 28, casi tres puntos porcentuales por encima de la media de la UE. Digamos que estamos mal, que no nos podemos sentir satisfechos, estamos peor que la media, por debajo de la mitad, pero... bueno...hay otros que están peor...

Veamos ahora lo que sucede tras las transferencias que recibe la población a través del gasto social. Conseguimos reducir el indicador en un 5,2%, llegamos al 21,8%  no esta mal ¿No? Pues no, está fatal. Tras estas transferencias sólo conseguimos ganar a Bulgaria y Rumania. La media europea se reduce en un 7,4% más de dos puntos más que nosotros, quedándose en un 16,9 %.

Los datos de Eurostat dan mucho más de sí, pero no es cuestión en una entrada de blog de demorarse demasiado. De momento podemos quedarnos con una idea: Nuestro Estado de Bienestar es francamente débil y mejorable, tiene escasa incidencia en la realidad, al menos en lo que se refiere a reducción de la pobreza, en ningún caso estamos ante un lujo como dice en mensaje oficial del Gobierno y lo que está claro es que otros gobiernos europeos, incluso del mismo color teórico, lo están haciendo en este aspecto mucho mejor que el nuestro, será que ellos se lo toman más en serio.

En próximas entradas analizaremos otros datos significativos obtenidos de las estadísticas europeas en los que, cómo veréis, no vamos a salir muy guapos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.