martes, 14 de enero de 2014

Falsas ideas sobre la naturaleza humana.

A menudo en las conversaiones cotidianas suele salir a relucir una idea falsa pero muy extendida en nuestra sociedad: el hombre es un lobo para el hombre, somos egoistas por naturaleza. El altruismo, compartir, cooperar son actitudes consecuencia del proceso de aprendizaje y de la civilización. Antes de la civilización los humanos, igual que los animales, nos hemos dedicado a competir por la supervivencia. 

A partir de esta idea muchos han aprovechado para justificar que esta es una pelea imposible, que es ir contra la naturaleza humana, que lo mejor es dejar que las cosas sigan su curso. De hecho creo que las teorías de Spencer vuelven a estar, en buena medida, más de moda que nunca. Lo que este sociólogo hace es una simplificación y adaptación de las teorías de Darwin al ámbito de la sociedad humana. Ni qué decir tiene que el propio Darwin no se reconocería en este punto de vista.

El neoliberalismo se basa en este punto de vista sobre la naturaleza human. ¿Pero es así? Veamos un video realizado por Acción contra el Hambre (dura minuto y medio)


En este experimento. De los 20 niños que participaron 20 compartieron su bocadillo. Es decir, todo ¿Curioso? No, es parte de nuestra naturaleza. 

Si quieres profundizar en este aspecto de nuestra naturaleza te recomiendo vivamente que veas este video, algo más largo, 15 minutos. Es una conferencia del etólogo Frans de Waal, en inglés pero subtitulada en español, en la que explica cómo las bases de la ética humana se encuentran en nuestra propia naturaleza, algunas de cuyas características compartimos con otros seres vivos. (los asiduos a este blog reconocerán la parte final de la conferencia)



La naturaleza humana es algo mucho más complejo de lo que nos quieren trasnmitir, del estrecho concepto que se suele manejar en la vida cotidiana, en el debate social y político. Creo que es importante señalar que la cooperación, compartir, ser altruistas, no son actitudes intelectuales, fruto de la educación o la formación, son parte de nosotros, están en nuestra biología, somos cooperativos por naturaleza simplemente porque somos sociales. Por eso no soportamos las injusticias. Lo que la educación, lo que la civilización hace, es ajustar nuestra naturaleza a unas formas concretas, lo mismo que el lenguaje.

El neoliberalismo hace una lectura interesada sobre el contenido de nuestra naturaleza. Propone una organización de nuestra sociedad basada en criterios supuestamente naturales pero completamente falsos. Busca con ello la aceptación de algo que presentan como inevitable, Refutar esta idea en los debates sociales y políticos es clave para poder confrontarse con éxito. Para defender el Estado de Bienestar, que al final, no hace otra cosa sino institucionalizar nuestra capacidad innata de cooperación, es imprescindible plantear que la cooperación es, junto con muchas otras cosas, parte de nuestra naturaleza. Que no es natural organizar una sociedad humana basada en el egoismo y la competición.

Por si te interesa. Este tema lo desarrollo con mayor profundidad en El síndrome Katrina, Por qué no sentimos la desigualdad como un problema. Mi segundo libro de próxima publicación.


2 comentarios:

  1. Una referencia obligada al respecto es MIchael Tomasello y su libro "Por qué cooperamos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la sugerencia. Curiosamente estoy ahora con un libro de Tomasello, pero otro título: los orígenes del lenguaje humano. Me pongo en lista de lectura el que me sugieres.

      Eliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.