miércoles, 11 de enero de 2012

Anatomía del miedo. Un tratado sobre la valentía (José Antonio Marina)

José Antonio Marina.

Tenemos miedo. No lo notamos, se nos ha metido hasta el tuétano y estamos tan acostumbrados a vivirlo que no lo percibimos, pero tenemos miedo. Miedo al futuro. Miedo a la crisis. Miedo al gobierno. miedo a los mercados. Miedo a Merkozy. Miedo a perder el empleo. Miedo a que nos bajen el sueldo. Miedo a que empeoren nuestras condiciones de trabajo. Miedo por nuestros hijos e hijas. Miedo.

El miedo nos atenaza en estos momentos difíciles de crisis sin salida aparente. Tengo la sensación de que el miedo nos invade y nos inmoviliza, de que el miedo nos corrompe. Por eso he pensado dedicar unas cuantas lecturas, escrituras y pensamientos al problema del miedo. Quiero iniciar una lectura de lo que nos rodea desde esta dimensión. Por ese motivo he recuperado un libro que comencé a leer hace algunos años, cuando fue publicado (2006) y que había quedado arrinconado en las estanterías ya que otros han ido pidiendo paso con algo más de éxito.

Parto de la idea de que hay libros que requieren para ser leídos del momento oportuno. Del momento personal que te impulsa a cogerlos y devorarlos. Por eso, por ese interés en desentrañar que es eso del miedo, cómo nos atenaza, en qué consiste, cómo se combate, he leído el libro de José Antonio Marina (wikipedia aquí) con fruición y he de reconocer que me ha resultado interesante. Me han faltado las referencias bibliográficas, que deja para ser consultadas en su página web, pero que por desgracia está ahora (cuando la consulto) en construcción. 

El interés de Marina, un auténtico divulgador del pensamiento de mucho éxito en las estanterías de las librerías españolas, es evidente. Es capaz de abordar con lenguaje accesible los asuntos más intrincados y abordarlos desde las más diversas áreas del conocimiento. Sus libros son sensatos y generan interés por conocer, por profundizar. Da algunas respuestas pero genera preguntas.

Tiene otro elemento que me resulta interesante. Acaba llevando sus textos al campo de la ética. y creo que este es un aspecto interesante. Y sobre todo interesante cuando se aborda el problema del miedo. Como he dicho algún párrafo más arriba, y como Marina reitera continuadamente en su libro el miedo corrompe. Y no estoy hablando sólo de la corrupción de aquellos que aparecen en los medios acudiendo a los juzgados. Nos corrompe a todos y cada uno. Dejamos de pensar de una forma ética para pensar exclusivamente en nosotros, como mucho en los "nuestros" y eso puede llevarnos a buscar soluciones equivocadas. Es importante asomarse al agujero interior que nos crea el miedo.

Portada del libro
No es que el blog sea un medio muy interactivo, pero puesto a iniciar esta travesia por el miedo os pido a los lectores que si tenéis alguna sugerencia de lectura, artículo, blog; o alguna reflexión concreta que formularme os lo agradeceria si queréis enviarla a la dirección de correo electrónico del blog: espacioservisoci@gmail.com

Volviendo al libro de Marina comentar que está publicado por la editorial Anagrama (web aquí), como casi todos los suyos, tiene 255 páginas, con la letra lo suficientemente grande para hacer la lectura agradable y en un tamaño de 23x14.

Aborda el problema del miedo desde diferentes puntos de vista. Desde el puramente neorobiológico, al que tampoco dedica excesivo espacio, pasando por los aspectos históricos, antropológicos y culturales, centrándose fundamentalmente en los aspectos psicológicos e incluso psiquiátricos para acabar en los puramente filosóficos y éticos. Dedica tres capítulos a los miedos patológicos y se dedica a indagar sobre los dos polos que influyen en el miedo. El polo objetivo, el de la realidad, que provoca el miedo y el polo subjetivo, el personal que es la forma en la que filtramos la realidad y que puede provocar ese miedo. Por último dedica dos capítulos a la valentía, que formaría un binomio con el miedo.

Para acabar y no alargarme demasiado un cita sobre la corrupción que genera el miedo:
"Podemos sentir miedo de casi todo, y tendremos que estudiar este dinamismo expansivo y contagioso. Mejor sería decir "corruptor" porque el miedo lo es. Por eso, el que provoca el miedo, corrompe, y debe ser tratado como un corruptor. Corrompe las relaciones, los sentimientos, las situaciones, la integridad, el Yo. Por eso el miedo se expande como una enfermedad" (pág 19)

OTROS MATERIALES:
Video del programa de TVE2 :Cine con debate. (8 DE JUNIO DE 2009) Sobre Miedo, con debate sobre la película Tesis de Alejandro Amenabar, en el que participa José Antonio Marina. (aquí)

6 comentarios:

  1. magnifica reflexión no te puedes imaginar como la entiendo.jmramírez

    ResponderEliminar
  2. Realmente interesante el tema.
    Como aportación recomiendo el libro de Eduardo Galeano: "Patas arriba, La escuela del mundo al revés", (Ed. Siglo XXI) en el que hay un capítulo dedicado al miedo con el título "Las cátedras del miedo". Aquí van algunas citas interesantes como: ..."Pobres contra pobres, como de costumbre: la pobreza es una manta demasiado corta y cada cual tira para su lado..." o "..."En plena obsesión mundial de la inseguridad, la realidad enseña que los delitos del capital financiero son mucho más temibles que los delitos que aparecen en las páginas policiales de los diarios..."
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. "El miedo es una raya que separa el mundo
    el miedo es una casa donde nadie va
    el miedo es como un lazo que se aprieta en nudo
    el miedo es una fuerza que me impide andar".
    Creo que Pedro Guerra, con su canción MIEDO, puede poner la música a esta travesía. Disfruto leyéndote.

    ResponderEliminar
  4. "Políticas del miedo: los Gobiernos, con el acompañamiento de un poderoso coro mediático, han desplegado el discurso de la culpa colectiva -hay que pagar la fiesta de nuestra irresponsabilidad- para extender la idea de un escenario sin ventanas al futuro y poner el miedo en el cuerpo de la ciudadanía. El miedo siempre ha sido el mejor instrumento para la servidumbre voluntaria." Es parte de:
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/democracia/peligro/elpepuopi/20120116elpepiopi_13/Tes

    ResponderEliminar
  5. me parece que cuanto más deudas tiene una persona, más miedo tiene. y cuanto más apego tiene a las cosas materiales, más miedo tiene. y cuanto más insegura está de su valía personal, más miedo tiene. por lo tanto ahora más que nunca: es más importante SER que tener.

    ResponderEliminar
  6. No puedo evitar pensar que la gente que utiliza el miedo para depredar, para mantener su ventaja economica y politica, es en realidad la gente que mas miedo tiene. Lo manejan de maravilla porque es lo unico que conocen. Desde su infancia se mueven unicamente en circulos exclusivos en los que se mama ese miedo y lo aprenden de forma inconsciente. No han aprendido a conseguir nada de otra manera que no sea a traves del miedo, de la amenaza, de la posicion ventajista. Incluidas sus relaciones interpersonales, que se convierten asi en realciones entre objetos, no entre seres humanos. Parece como si sus progenitores les extirparan la empatia por ser nefasta para el negocio familiar. Desde pequeños son obligados a renegar del entendimiento. Todo lo que invierten en desarrollar la agresividad y la violencia lo restan de mejorar sus capacidades realmente intelectuales. Por tanto, se sienten ferozmente en desventaja, totalmente inferiores en un mundo en el que la gente comprende y valora toda la otra gama de emociones. El psicopata es alguien que teme la omnipotencia que imagina en los demas. No teniendo vida, no la soporta en los demas. Creo que una buena estrategia seria evitar que los pobres niños ricos sigan siendo contaminados con esta enfermedad tan destructiva como es el miedo, puesto que van a heredar medios de comunicacion, empresas y posiciones politicas que seran utilizadas para contagiar a escala masiva esta enfermedad que destruye nuestras defensas

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.