viernes, 13 de enero de 2012

Políticas de familia (II neoliberales)

La expremier británica Margaret Thatcher
El 16 de octubre de 1984 la entonces rutilante premier británica Margaret Thatcher (página web aquí, wikipedia aquí) se enfrentaba al reto de cambiar los conceptos políticos que habían sistematizado el orbe occidental en los 40 años anteriores. Desde 1945 el Estado de bienestar y los valores éticos que los sustentaban habían imperado sin problemas. El reto era impresionante. Ante esta titánica tarea no desaprovechó ninguna oportunidad. La revista Woman´s own (web aquí, wikipedia aquí), una de las revistas más populares para el público británico femenino le hizo una entrevista que resultó histórica fundamentalmente por la siguiente frase:
"who is society? There is no such thing! There are individual men and women and there are families and no government can do anything except through people and people look to themselves first" (Tomado directamente de Margaret Tatcher foundation web aquí)
"¿quién es la sociedad? ¡No hay tal cosa! Hay hombres y mujeres individuales, y hay familias. Y ningún gobierno puede hacer nada sino a través de la gente; y la gente debe mirarse a sí mismos en primer lugar." (He tomado la traducción de la web liberalismo.org que en sus contenidos elogia la polítca de Tatcher)

He abierto esta entrada con la conocida frase de Thatcher quizá espoleado por las imágenes del cartel de la película que se acaba de estrenar estos días en las salas cinematográficas de nuestro país (supongo que de todo el globo) de modo que el personaje va a ocupar importantes espacios mediáticos en las próximas semanas. Parece por lo tanto interesante recordar o situar el pensamiento que contribuyó a lanzar con fuerza en la década de los 80 junto con el presidente americano Reagan y que a partir de aquel momento ha pasado a ocupar cada vez más espacios alcanzando posiblemente la hegemonía cultural en occidente.

Como se puede ver por la frase para Thatcher no hay sociedad, sólo hay individuos. Es claro que ni ella cree lo que expresa la frase pues es obvio que los humanos son seres sociales y ella era la líder de una determinada sociedad, pero lo que quería decir y lanzar era otra cosa, quería extender la idea de que no debe existir una organización estatal que se haga cargo de las necesidades de los ciudadanos. Simplemente quería que el Estado de bienestar dejara de ser.

En este concepto la única unidad social responsable de la provisión de los riesgos que nos encontramos a lo largo de nuestra vida es la familia. El propio individuo, y en todo caso la unidad familiar son los únicos responsables de pagar la salud, la educación, la dependencia y las pensiones de sus miembros. El Estado cuando interviene en estos asuntos está quitando libertad a los individuos y a las familias. "Robándoles" el dinero a través de impuestos para proveer a los "vagos" que no trabajan por sí.

La única sociedad concebida es el mercado. El ámbito de relación de los individuos. El ámbito al que los individuos y las familias deben acudir para dar satisfacción a sus necesidades y en el que cubrir los riesgos.

A diferencia de los neoconservadores no están por un modelo único de familia, en realidad lo único que les interesa es el mercado. En sus políticas pueden entender que en un momento determinado el Estado debe intervenir apoyando al mercado, cubriendo o ayudando a cubrir las faltas de demanda. Por eso la medida típica de este modelo es el "cheque servicio". Se pueden entender que puede ser necesario que el Estado intervenga para facilitar o ayudar económicamente a que las familias "compren" los servicios en el mercado. Un sistema que justifican como más libre al no interferir el Estado en las decisiones de los individuos. La otra fórmula típica de apoyo a las familias es la reducción de impuestos, que dan más libertad de gasto a las familias para comprar los servicios en el mercado.

En este modelo el Estado se lava las manos y no asume la responsabilidad pública en la prestación de los servicios. Cada uno debe velar por sí mismo.

George Lakoff
Citando nuevamente a George Lakoff y el libro The political mind el punto de contacto entre neoconservadores y neoliberales se encuentra claramente en el recurso al mercado. En sus versiones más puras ambos pensamientos coinciden en asignar al mercado el máximo valor ético y moral.
"In conservative thought (...)The market imposes discipline. It works rationally by rules and laws, and requires disciplined rational thinking. It rewards those who acquire such discipline and punishes those who do not. The market, from this perspective, is fair and moral.
 "Neoliberal thought applies Enlightenment rationality to the market. Markets are ideally constructed to be fair and moral, though they mey need government regulation to guarantee it" (pág 61)
(De acuerdo con el pensamiento conservador el mercado impone disciplina. Trabaja racionalmente a través de normas y leyes y requiere de un pensamiento racional. Recompensa al que es disciplinado y castiga al que no. El mercado desde esta perspectiva es justo y moral.
El pensamiento neoliberal aplica la racionalidad ilustrada al mercado. Los mercados están idealmente constuidos para ser justos y morales, precisan de la regulación del gobierno para garantizarlo. Traducción personal)

En las próximas entradas nuevas formas de entender las políticas de protección a la familia.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.