lunes, 19 de noviembre de 2012

Tiempos Modernos

Puedes contemplar la escena al final del blog.
En esta escena mítica de la película Tiempos Modernos Charlot ve caer un trapo rojo que indica donde acaba la carga de un camión, queriendo ser un buen ciudadano corre tras el camionero para devolverle el trozo de tela roja, un camión con carga y sin trapo es un riesgo para el resto, obsesionado por correr tras el vehículo no advierte que una manifestación de trabajadores que defienden los derechos sociales a girado por la esquina y sin quererlo está a la cabeza, como consecuencia el trapo ha cambiado de significado, ahora es una bandera roja.

Querid@s amig@s, lo queramos o no, el azar de estos tiempos revueltos nos ha colocado en nuestro sitio: a la cabeza de la manifestación con un cabreo de no te menees. La raya no la hemos trazado nosotros. Estamos donde estábamos pero los trapos rojos han cambiado de significado, la decisión consiste en si asumimos el nuevo rol que nos toca ocupar y seguir a la cabeza de la manifestación o abandonar toda esperanza de cambio. Como dice mi amigo Gustavo García lo gracioso del asunto es que los auténticos antisistema son los que se los están cargando y no los que nos hemos quedado compuestos y sin novia (lo último lo añado yo) luchando para que siga existiendo.

Llevo un tiempo reflexionando y escribiendo sobre lo que creo que nos está pasando, buscando recuperar la esencia de lo que nos ha llevado hasta donde estamos, para lo bueno y para lo malo. Hace un tiempo leí a Irene Lozano en El saqueo de la imaginación que a fuerza de posmodernos habíamos acabado en la premodernidad. Un pensamiento que he visto reiterado en otros textos. Vamos camino de un neofeudalismo social o al menos hacia una nueva interpretación de la Modernidad en sus términos más reducidos.

Desde entonces, en cuanto puedo, no hago otra cosa que investigar sobre qué cosa es la Modernidad, especialmente sus valores: libertad, igualdad y fraternidad, en sus diferentes interpretaciones, en las implicaciones de entenderlo de una forma o de otra. Me da la sensación de que los dos siglos y pico de historia desde las revoluciones del XVIII no son otra cosa que una reiteración del mismo debate, pero la cosa es que en ese debate se juega nuestra vida diaria.

Bueno, que estamos continuamente renovando la modernidad de los tiempos modernos. Ahora ya no vivimos la época del maquinismo que retrata la película de Chaplin. Ahora vivimos los tiempos de Los lunes al sol y cuando intentamos salir del agujero podemos acabar en un remedo de Full Monty en la cola del paro preparando algún espectáculo de desnudo integral, intentado salvar como podemos la dignidad.


Por eso me alegro cuando conseguimos levantar la vista y cantamos juntos eso de que "...  veremos un tierra que ponga libertad".

Eso es lo que cantamos con orgullo los de la Marea Naranja Aragón junto a otras 200.000 personas en la Plaza de Europa (alegórico ¿Eh?) Por cierto en la fotografía de abajo se adivina entre tanta dignidad ciudadana un poquito de zumo de naranja: es la línea de color que atraviesa de lado a lado el grueso del pueblo que camina entre temeroso y orgulloso esa dignidad del que sabe que tiene razón (¿nuevamente alegórico?) Un abrazo a todos los naranjas que movéis el mundo intentado producir una nueva película que retrate los nuevos tiempos modernos, si le echamos imaginación nos quedará preciosa, de momentos los primeros fotogramas prometen.

En estos nuevos tiempos modernos hemos cogido el trapo sabiendo que es bandera

Mensaje especial para los habituales: He añadido una encuesta sobre las entradas que escribo del tipo foto asaltante por si os han gustado y queréis que siga, parcialmente, esa deriva, o preferís que deje esas tonterías para la intimidad. De momento entre los que os he preguntado de persona personalmente (guiño a los fans de Camilleri) hay división de opiniones, pero como me temo que algunos no os atrevéis a decirme abiertamente lo que pensáis he preferido la oportunidad que da el anonimato de la encuesta. La encontráis en el margen derecho de la página en la parte de arriba. Así de paso este blog gana en interactividad que debe ser, según la opinión de los expertos (¿Quedan expertos en algo en este mundo enloquecido?) algo muy bueno.


Os dejo con la intervención de la Marea Naranja Aragón al final de la manifestación del 14N convocada por los sindicatos mayoritarios y la Cumbre Social.





2 comentarios:

  1. Mientras nos quede esa canción para sentirnos un@...

    ResponderEliminar
  2. Me emociona la marea naranja. No hay otra opción que asumir la bandera que nos está tocando agitar. La lucha está en marcha!!

    ResponderEliminar

A continuación puedes dejar tu comentario sobre esta entrada.